Cisne negro: Shakira y JLO

Shakira Y JLO Super bowl 2020

Cisne negro: Shakira y JLO.

Hola ¿Qué tal? Bienvenidas a Equipaje de una mujer, hoy es lunes de seriedad e inicia el mes de febrero después de una semana de reflexión ¿Cómo les fue? ¿Hicieron la tarea? Sé que quizá a muchas no les gustó la idea de que no hubiese podcast el lunes pasado, pero como ya lo hemos dicho en múltiples ocasiones las pausas son más que necesarias, son obligatorias. ¿Recuerdan el episodio número 13 Detente? Si aún no lo has escuchado pues te invito a que lo hagas. Si no te detienes mi querida doña o mi querido doño eventualmente la vida se encargará de obligarte a hacerlo, llámalo enfermedad, llámalo un despido, llámalo una ruptura amorosa, llámalo como quieras, la vida nos pone situaciones que nos sacan a veces de manera abrupta de nuestra tranquilidad para que reflexionemos y hagamos introspecciones. Y es que hace unos días les compartí una publicación que hablaba sobre las señales de que aún nuestro proceso de sanación no estaba completo y justamente hablaba de que muchas veces leemos y leemos libros y no hacemos nada, me parece increíble que pareciera que todo se alineara y los mensajes comenzaran a resonar en unísono porque tan solo el día lunes les había dejado un video con un mensaje similar. Hicimos una pausa y ustedes tenían que hacer su propio podcast, apagar todo y encender esa voz en off que está dentro de ustedes ansiosas de ser escuchada de la misma forma en que ustedes ansían escuchar los lunes de seriedad. Y si aún no has visto el video puedes acompañarnos en nuestra cuenta de Instagram @equipajedeunamujer en la sección de IGTV, de igual manera puedes activar las notificaciones de todos nuestros canales de comunicación para que jamás te pierdas ninguna actualización ¿Lista? Seguimos.

Ayer domingo 2 de febrero fue un gran día para muchas personas creyentes de la energía del universo y todo lo demás por la coincidencia de números en la fecha: 02/02/2020, muchos consideran que esta fecha posee una vibración energética que abre en el universo un portal poderoso perfecto para manifestar y hacer peticiones, pero sobre todo para agradecer mis doñas, agradecer por todo lo que fluye y lo que no en nuestras vidas porque nada es casualidad. Pero también en la noche de ayer se celebró el Super bowl, la final del campeonato del National Football league (NFL) celebrada en Estados Unidos; programa de televisión que posee los ratings de audiencia más altos de la historia, siendo así el único programa que no solo ha competido, sino que lo ha superado en la historia de la televisión norteamericana, el Reality show Survivor y no es porque yo haya trabajado en él sino porque así lo dicen las estadísticas. Sin embargo, anoche inclusive el que no es fanático en lo absoluto del futbol americano, como por ejemplo yo, estuvo pendiente de la programación porque como todos los años lo más esperado de la noche es el medio tiempo. Y menciono todo esto porque más allá del gran espectáculo escénico del cual fuimos testigos existe una enseñanza a nivel de marketing, de estrategia que es importante resaltar y mencionar porque no solo nos funciona a aquellos que poseemos negocios o emprendimientos sino para nuestra vida diaria. Todos en algún momento nos topamos con una situación en la cual nos cuestionamos ¿Cómo convierto esta debilidad en una fortaleza?

El Super bowl a nivel de mercadotecnia es el evento social que reúne a mas personas en los Estados Unidos, siendo así el día con mayor índice de ventas de comida y licor, seguido del día de acción de gracias. Pero por supuesto hasta el más fuerte tiene un punto de quiebre y como ya lo mencioné programas de televisión como la gran final del reality show survivor hicieron tambalear la cantidad de espectadores del Super bowl ¿Cómo solucionamos esto? – Se preguntaron.

Al inicio la NFL aprobó que el medio tiempo fuese mayor a lo normalmente acostumbrado y tocaban bandas musicales de las universidades locales, pero seguían perdiendo espectadores. Una mente maestra decidió contratar para el año 1993 a Michael Jackson, quien cantó con 3,500 niños “Heal the world” El resto es historia. El Super bowl pasó de ser una simple final de campeonato deportivo a ser un show audiovisual con los espacios publicitarios más costosos de la franja televisiva no solo en Estados Unidos sino en los más de 200 países que lo retransmiten con un aproximado de 200 millones de espectadores. Siendo así los precios más bajos para pautar en los años 2009 y 2010 debido a la crisis económica que vivió los Estados Unidos en el cual los precios bajaron a aproximadamente 2.5millones por un spot de 30 segundos, en la actualidad se calcula que oscilan entre los 5 a 7 millones de dólares. Y si esta cifra te dejó con la boca abierta espera a escuchar que para el mes de noviembre del año 2019 ya habían vendido todos los spots publicitarios de este año con un total de 77 anunciantes, haz la multiplicación y me cuentas. Pero ¿Quién paga tanto dinero? ¿Hay gente tan loca? Pues uno de los mayores anunciantes para el año 2019 fue Amazon con una pauta total de 25 millones de dólares. ¡Si! 25 millones de dólares para llegarle a más de 200 millones de personas alrededor del mundo suena como un buen deal, digamos que 8 dólares por persona. ¿Qué son 8 dólares cuando conoces tu target? ¿Qué son 5 millones de dólares cuando conoces perfectamente el valor de tu producto? Precio vs valor, a muchos le parecerá caro, pero quienes saben el impacto y el alcance estarán dispuestos a pagarlo sin refutar, ¿Te suena esto familiar?  Pero bueno de esto hablaremos más adelante.

Sin más mis doñas después de esta reseña importante sobre el super bowl que nos abre contexto al episodio del día de hoy, iniciamos.

Shakira y JLO Super bowl 2020
Derechos de imagen internet.

¿Por qué nos cuesta tanto ser nosotros mismos? ¿Por qué nos cuesta tanto reconocernos? ¿Por qué se nos hace tan difícil responder quiénes somos? ¡mirarnos al espejo y abrazar nuestra esencia! ¿Por qué la pregunta quien eres es respondida con lo que hacemos? “Soy abogada” “Soy ingeniera” ¿En realidad eso es lo que somos? “Una etiqueta” “una profesión” “un diploma” ¿Y quién es aquel que no ha logrado alcanzar metas profesionales? ¿“Un don nadie”?

¿Por qué nos cuesta tanto abrazar nuestros matices? ¿En qué momento nos perdimos? O ¿Será que jamás nos hemos encontrado? ¿Por qué causó tanta polémica la vestimenta de Shakira en la rueda de prensa del Super bowl? ¿Cómo tenía que vestirse Shakira? ¿Igual que JLO? ¿Estuvo mal que ella fuese sí misma?

Shakira y Jlo super bowl 2020

Como sociedad vociferamos que amamos la sinceridad, argumento que se derrumba a penas la escuchamos, la vivimos, la evidenciamos. Nos gusta como suena el concepto, más no como se siente en la práctica. ¿En realidad, estamos listos para aceptar la esencia de cada quien o seguimos sumergidos en un mundo en el que tenemos que actuar políticamente correcto? Poniéndonos mascaras, entrando en personajes para llevar a cabo actuaciones impecables, tan prístinas que llegamos a convencernos de que en realidad somos así. ¿Recuerdan el episodio de luces, cámara y? ¿En realidad estás siendo tú misma o has vivido interpretando un guion escrito para otra persona?

Hay personajes que nos absorben, nos confunden. Sus rasgos se entretejen en nuestra personalidad. Es muy común ver a personas cambiar sus gustos, su forma de vestir, sus ademanes, su forma de hablar según el entorno en el que se desenvuelven, sus amistades, sus parejas. ¿Será que el humano está en una constante búsqueda de su verdadero ser? Día a día vemos a personas imitando a otras, bajo el argumento “Si a esta persona esa fórmula le funcionó a mi también”, es tan sencillo perderse, tan silencioso que resulta escalofriante.

¡No eso jamás me pasaría a mi! ¡Yo sé perfectamente quién soy y nadie me va a decir qué tengo que cambiar! ¡El que me quiere, me tiene que aceptar así! ¿Te suena esto familiar? ¿Estás segura que jamás en tu vida has comenzado a perderte en un personaje ajeno a tu esencia? ¿Estás segura que jamás te anulaste para complacer a alguien más?

Nos encontrábamos en el departamento de damas de un almacén, era un hombre extremadamente atento, jocoso, amigable, entrón, de esos que todas las tías aman. Imposible no caer en sus “encantos”, ya teníamos unos meses juntos. ¡Mira esta falda amor! ¡Mira esta blusa! Yo con un gran signo de interrogación en mi mente, rebelde, indomable según yo, permití que mi rostro respondiera con un gesto de desagrado y seguí mirando otras opciones. ¡Esa fue la primera señal! Pero no la vi. Se enojó, Una destreza en el arte de la manipulación, en decir las cosas de una manera tan increíble que era casi imposible, en ese entonces, leer el verdadero mensaje: ¡Nunca te gusta lo que escojo para ti! (Traducción: quiero que te vistas como yo digo) Primera semilla de la culpa sembrada. ¿Cómo es posible que yo sea tan intransigente que no puedo complacer a este gran hombre y ponerme lo que a él le gusta? ¡Es que me encanta como se te ven las faldas largas! “Ay que lindo” ¿Te suena esto familiar? Aquella navidad me regaló el outfit completo que debía usar, algo total y completamente diferente a mí y mis gustos, no tenía nada que ver con mi esencia “pero yo lo amaba y quería complacerlo”. ¡No sé cuanto tiempo tuvo que pasar hasta que me perdí! Esto sumado a mi trastorno de la imagen y mi trabajo fue un detonante. Me costó mucho tiempo reconocerme, encontrarme. ¿Recuerdan el cuchitril? ¿Recuerdan el episodio de todo pasa? Y si aún no lo has escuchado pues te invito a que lo hagas.

¿Y cómo es que sucede esto? Cuando entramos en un personaje existe un proceso llamado desdoblamiento del yo, la otredad en la literatura, también conocido como “la condición de ser otro” plasmado a la perfección en la obra literaria que lleva su nombre “La otredad” de Octavio Paz. Para él, la otredad es un sentimiento de extrañeza que asalta al hombre, porque tarde o temprano, toma conciencia de su individualidad. La otredad es para el hombre moderno un mal que soporta con dolor. Nos desdoblamos para salir de nuestra realidad. ¿Te suena esto familiar? Hay muchas obras que recurren a este mecanismo de escisión narrativa desde cuentos de Borges a películas como The Fight Club y Cisne Negro de Darren Aronosfky protagonizada por Natalie Portman ¿Recuerdan que les dije que hablaríamos de ella más adelante?

Natalie Portman y el desdoblamiento del yo Cisne negro

En la cinta, el personaje principal Nina es llevada por su madre y profesor a alcanzar la perfección en el ballet conduciéndola así a distorsionar la realidad. Para lograr de manera impecable esta personificación, por la cual Natalie Portman alcanzó ganar un premio Oscar, tuvo que prepararse un año antes. Inició con tutorías de ballet diarias de dos horas, luego 5 y al final 8 horas diarias de entrenamiento entre ballet y natación. Natalie Portman asegura que comenzó a tener una vida solitaria, se sumergió por completo en el personaje, sentía estar viviendo la vida de Nina, tenía que perfeccionar su baile, su técnica, comenzó a sentir la presión que su personaje sentía. Llegó a confesar que llegó a sentir una gran depresión y durante las largas horas de rodaje sentía que moriría. Aunado a esto, llevaba una estricta dieta y para acercarla al estado mental del personaje el director decidió aislarla de los demás actores.

Lo crean o no, Natalie Portman asegura que, aunque le costase el tan deseado premio Oscar si le volvieran a ofrecer realizar esta película lo pensaría dos veces o por lo menos estaría más atenta a su salud mental. Nina se quedó impregnada en su piel, tuvo que aprender a dormir nuevamente, se aisló tanto que se le dificultaba comunicarse con sus seres queridos ¿Les suena esto familiar?

Muchos otros actores aseguran haber experimentado este sentimiento, algunos incluso toman aberración a ciertos cortes de cabello, ciertos ademanes de personajes que interpretaron porque les recuerda a “aquel otro yo”, como es el caso de Robert De Niro y su actuación en Taxi Driver, pero de mi ex jefe hablaremos más adelante.

¿A cuántos no nos ha pasado esto? ¿Cuántas veces al salir de una relación o de un proceso decides cambiar de corte, de color de cabello? ¿Decides comprar nueva ropa o refrescar tu estilo? ¿Cambiar la decoración de la casa, de tu cuarto?

Parece salido de las películas, suena como a un cuento ajeno a nosotros, pero la realidad es que en ocasiones nos sumergimos en historias, comenzamos a interpretar guiones y a tomar características de los personajes que adoptamos hasta perdernos. ¿El resultado? Comenzamos a desdoblarnos de nuestro yo, comenzamos a salirnos de nosotros mismos y vivimos fantasías para salirnos de nuestra realidad. Haciendo listas inmensas de cosas que deseamos alcanzar, de lugares que queremos visitar y que jamás se materializan porque es solo nuestra mente tratando de escapar. Nuestro cerebro siempre intentará salvarnos, no hacernos sufrir y hacer una lista inmensa de propósitos es como un bálsamo.

Lo impresionante de esto es que es más común de lo que creemos, por eso a tantas personas les molesta que otros vivan cónsonos a su esencia, les cae mal su congruencia, les molesta el brillo. ¿Por qué fue tan polémico que Shakira portara su estilo y JLO el de ella? Dos mujeres completamente distintas. Cada una con su estilo, cada una con su esencia. Shakira de 43 años, cumplidos de hecho el día de ayer y Jennifer López de 50 años. No se hicieron esperar la lluvia de memes, comentarios, en su mayoría de mujeres, indicando que JLO opacó a Shakira. ¿Por qué entonces nos cuesta tanto ser nosotros mismos? Pareciera casi imposible porque ser nosotros mismos es nuestra propia sentencia a muerte. Sin embargo, ambas artistas demostraron su gran talento y profesionalismo en el escenario, sin rivalidad, sin competencia. Ninguna de las dos hizo ningún tipo de declaración con respecto a los comentarios de la rueda de prensa, muy por el contrario, Jennifer López emitió un mensaje en sus redes sociales que decía “Vamos a demostrarle al mundo lo que dos pequeñas mujeres latinas pueden hacer”. Porque si, en lugar de enfocarnos en que por primera vez dos artistas latinoamericanas MUJERES protagonizaron este espectáculo escénico, los tabloides decidieron enfatizar en que la vestimenta de Shakira dejó mucho que desear en la rueda de prensa.

Lo cierto es mis queridas doñas ya para culminar que ayer 2 de febrero del 2020 se rompieron muchos esquemas y paradigmas, estas dos mujeres nos demostraron que cada quien a su estilo puede brillar, sin necesidad de imitar, con nuestra propia esencia, con nuestra propia personalidad sin tener que desdoblarnos o preocuparnos por los demás. Admiro al 1000% la actitud de Shakira, además de que me erizó la piel escucharla cantar las canciones con las que crecí y canté enamorada en plena adolescencia, pero aquella sencillez y serenidad con decir: ¡Man yo sé quien soy y lo que valgo! No tengo que vestirme para opacar a otra mujer porque el mundo así me lo exige… y admiro a Jennifer López al 1000% también por todo lo que representa como mujer, madre, artista ¡Todo!

Menos competencia, menos comparaciones, seamos más compasivas, seamos más nosotras mismas sin miedo al qué dirán. ¡Nacimos para brillar, no para encajar!

 

Con amor,

Stef Nieto
@equipajedeunamujer

 

 

 

Escrito por

Fan de los memes. Apasionada por la escritura y la lectura. Romántica oculta. Productora ejecutiva, locutora bilingüe internacional con más de 15 años de experiencia en el mundo del entretenimiento. Procuro aprender algo nuevo a diario. Casi nunca me peino y me río muy alto. De niña me regañaban porque "hablaba mucho en el colegio" y hoy me gano la vida con ello. Tengo una fascinación por las historias cotidianas, por la gente como tú, por la gente como yo. Coach Certificada y escritora publicada. Soy del mundo y al mundo me debo, soy VOZ dónde antes hubo silencio.