¿Cómo cambiar positivamente nuestros hábitos?

A lo largo de nuestra vida adoptamos rutinas, hábitos y costumbres. Yo me jactaba la boca diciendo muy orgullosa que detestaba la rutina y no me gustaba hacer planes. Ahora a mis casi 36 años sé que no existe en mí ¡NADA MÁS FALSO QUE ESTA AFIRMACIÓN! Soy una mujer que ama la rutina y me da una paz indescriptible. Eso no quiere decir que mi vida sea monótona, de aquí parte el primer problema.

…andar por ahí desarreglada y sin preocuparme por mí me llevó a un punto de desagrado enorme. (¿alguna identificada por allá?) Cuando le conté esto a mi psicóloga en una de nuestras sesiones, reconocí en su mirada que su respuesta sería una bomba. Me preguntó: ¿Sabes por qué a los enfermos mentales aún estando en el manicomio se les obliga a bañarse y vestirse todos los días?

Hemos crecido con este concepto gallísimo (término coloquial Panameño cuando algo no es cool), de que llevar una rutina es sinónimo de monotonía. ¡NO! A ver… profundicemos. El #lunesdeseriedad anterior hablamos de cómo organizar nuestra semana de manera exitosa y muchas de ustedes quedaron fascinadas con los resultados positivos que observaron en ustedes al seguir los consejos que les compartí. No es magia, es simple lógica. Nuestro cerebro es como un computador, si le das órdenes claras y específicas va a llegar a la meta con facilidad (programación) pero si en su lugar está todo complicado y sin una ruta a seguir el resultado va a ser un caos.

Hilando más profundo, nuestras emociones no están en el corazón como románticamente lo hemos creído por décadas. Nuestras emociones provienen del cerebro.

Cuando yo creía que detestaba la rutina y no organizaba mi día o semana mi vida era un verdadero desastre, me sentía que no avanzaba, ¡que no había hecho nada en todo el día! y esto generaba una serie de emociones negativas en mí.

¡Ahora! Esa Stefanie rutinaria en cuanto a sus procesos laborales no era la misma Stefanie en su vida personal (hasta hace un tiempo) y lamentablemente esto es un común denominador en muchas mujeres luchonas. Nos solemos dejar de último, en especial las que somos madres. A veces porque simplemente el tiempo no alcanza, porque no hay energía o porque cuando hay tiempo prefieres dormir! ¡ay dormirrrr…hablando de eso tengo sueño! (alza la mano si siempre tienes sueño como yo…¡ya, ya! bájala que van a creer que estás loca…)…¡Sigo! No ser disciplinada en mi vida personal fue un error garrafal… yo trabajo desde mi casa y andar por ahí desarreglada y sin preocuparme por mí me llevó a un punto de desagrado enorme. (¿alguna identificada por allá?) Cuando le conté esto a mi psicóloga en una de nuestras sesiones, reconocí en su mirada que su respuesta sería una bomba. Me preguntó: ¿Sabes por qué a los enfermos mentales aún estando en el manicomio se les obliga a bañarse y vestirse todos los días? Obviamente quedé en el aire… no, no sabía y tampoco entendía qué relación tenía eso con lo que yo le contaba. La razón es sencilla y la explicaremos otro lunes 😀

¡A lo que vinimos! Comencé a aplicar el mismo método de organización pero enfocado en mí y mi cuidado personal. Por ejemplo: Tomar 2 litros de agua diariamente, hacer ejercicios por los menos 3 veces a la semana, seleccionar un día (en mi caso los domingos) para facial etc… Me comencé a repetir diariamente #pontebonita Stefanie! por ti y para ti Stefanie… así sea para trabajar sola en tu oficina… al final no se trata de los demás, se trata de cómo te sientes contigo misma. ¿Ahora ya todo tiene sentido sobre la campaña que les tengo en redes sociales de #pontebonita cierto?

Lo que hice fue trazarme metas sencillas pero plasmadas en papel, recuerden un pensamiento o unas ganas de hacer algo no deja de ser sólo eso sino comenzamos a materializarlo y escribirlo en papel es el primer paso. Espero les sea útil el cuadro que utilicé para comenzar a adquirir hábitos sobre mi cuidado personal, de igual forma puedes aplicarlo enfocado en cualquier situación que desees mejorar. Muchas me escribieron manifestándome sus molestias de no ser constantes sobre todo en el ámbito personal y permítanme decirles algo…vayan a aplaudirle a esa molestia que tanto les desagrada, porque eso significa que no están conformes y ese, mis queridas doñas,  es el primer paso para mejorar.

¡Recuerden, lo que desean mejorar debe ir acompañado de una acción! El ¿Qué? y el ¿Cómo? Una vez respondan esto pueden incluirlo en su agenda semanal… ¡IMPORTANTE COLOCAR FECHA DE CUMPLEAÑOS! 

Puedes descargarlo haciendo click aquí, imprimirlo y ponerte en acción.

Con amor,

Stef Nieto
Aka La Coach

 

 

 

Escrito por

Fan de los memes. Apasionada por la escritura y la lectura. Romántica oculta. Productora ejecutiva, locutora bilingüe internacional con más de 15 años de experiencia en el mundo del entretenimiento. Procuro aprender algo nuevo a diario. Casi nunca me peino y me río muy alto. De niña me regañaban porque "hablaba mucho en el colegio" y hoy me gano la vida con ello. Tengo una fascinación por las historias cotidianas, por la gente como tú, por la gente como yo. Coach Certificada y escritora publicada. Soy del mundo y al mundo me debo, soy VOZ dónde antes hubo silencio.